¿Ducha en el dormitorio? ¡Atrévete a romper con lo clásico!

Publicado en2 Semanas hace por

En los últimos años, especialmente a raíz de la pandemia y el hecho de pasar más tiempo en casa, existe una tendencia al alza a invertir en reformas del hogar y decoración de interiores que está floreciendo con nuevos estilos e ideas que rompen los moldes de la vivienda tradicional. Una de estas ideas es la de crear espacios privados de relajación y desconexión, empezando por supuesto por la propia habitación. Integrar la ducha en el dormitorio es una de las formas en las que se muestra esta tendencia creciente. Un espacio abierto que combine todos los muebles y elementos del dormitorio tradicional, una ducha, un lavabo (nunca el inodoro para evitar olores desagradables) y quizá un vestidor producen un resultado digno de revista de decoración. Algo que solemos admirar en fotos de suites de hoteles de lujo, pero que a la vez pensamos que quizás es inaccesible a nuestro bolsillo o poco práctico. Nada más lejos de la realidad, atreverte con ello es una decisión al alcance de tu mano, siempre y cuando tu baño cumpla ciertos requisitos estructurales:

¿Puedo integrar una ducha en mi dormitorio?

  1. En primer lugar, necesitas una ventilación adecuada en la habitación. Una ducha significa humedad, y la humedad mal ventilada significa olores, bacterias e incluso desperfectos en la pintura de las paredes o pavimentos. Si tu dormitorio no tiene ventanas o nos son suficientes para ventilar correctamente un rato cada día, quizás la ducha en la habitación no sea para ti.
  2. Evidentemente, también necesitarás que la instalación de fontanería lleve las tuberías hasta la habitación, parece obvio, pero ¡asegúrate de ello!
  3. La altura mínima entre techo y suelo para que la instalación de la mampara sea óptima es de 220 centímetros, no te arriesgues con techos bajos.

Pero...

¿Necesito tener una habitación muy grande para instalar dentro una ducha?

Pues lo cierto es que no. No negaremos que cuánto más grande sea tu dormitorio, más facilidades encontrarás para este tipo de reformas, pero hoy día existen platos de ducha de muchos tamaños, y mamparas que se adaptan a espacios reducidos, esquinas o pasillos estrechos. Llegados a este punto, la pregunta que quizás tengas en la cabeza ahora es...

¿Es práctico instalar una ducha en una habitación?

A priori puede parecer que no, pero depende de cómo planifiques y ejecutes la instalación:

  • - Busca el espacio más adecuado.
  • - Opta por mamparas de calidad que mantengan las salpicaduras y el agua dentro de la ducha.
  • - Elige siempre materiales de calidad que te garanticen higiene y fácil limpieza, por ejemplo mamparas de aluminio o acero de vidrio templado con tratamiento antical, y platos de ducha con materiales antibacterianos.

Ideas para colocar la ducha en tu habitación.

¿Ya te has convencido de rediseñar tu dormitorio para incluir la ducha? Tienes decenas de ejemplos para inspirarte, lo más importante es que rompas los esquemas clásicos de lo que significa la ducha y la eleves a la categoría de un elemento decorativo de primer nivel, escogiendo cuidadosamente tanto la mampara como el plato de ducha.

Si por ejemplo tu habitación tiene un estilo minimalista, puedes optar por mamparas con perfil blanco, sin perfilería inferior y un plato de ducha extraplano ¿Predominan texturas naturales como el mármol o la madera? El perfil negro en la mampara puede ser tu gran aliado ¿Prefieres una estética retro? El oro rosa quedará espectacular. Sobre gustos no hay nada escrito, y será tu estilo el que te guiará. Algunas tendencias son:

  • - Aprovecha las esquinas de la habitación con una mampara angular de ducha.
  • - Coloca la ducha como un elemento separador.
  • - Si añades luz led a la mampara puedes crear un ambiente de relax perfecto.
  • - Usar vidrios decorados u oscurecer el vidrio de la mampara para conseguir un espacio más íntimo.
Etiqueta: tendencias, decoración
Artículos relacionados

Menú