Ventajas de las mamparas de vidrio templado frente a las mamparas acrílicas.

Publicado en3 Meses hace por

Las mamparas son una inversión que pretendemos sea duradera. No es un objeto que solamos cambiar con frecuencia y que sólo se adapta a las cambios decorativos que hagamos o se renueva cuando ya es demasiado vieja. Por eso el valor fundamental debe ser su resistencia y durabilidad. Es cierto que las mamparas de vidrio son más caras que las acrílicas, pero se trata de una inversión rentable y cuya diferencia de precio está sobradamente justificada:

Mampara de vidrio templado.

Actualmente la opción preferida en la mayoría de casas y la más utilizada por profesionales de la construcción y reformistas. El cristal utilizado en las mamparas suele ser grueso y muy resistente, por lo que aporta una mayor seguridad ante cualquier incidente. Algunas de sus ventajas son:

  • Cumplen con una de sus funciones de evitar salpicaduras de agua en el suelo del baño, gracias a que cuentan con cierres herméticos.
  • Su limpieza es sencilla, de hecho la mayoría llevan un acabado antical que evita que se acumule la suciedad por el contacto con el agua y el jabón.
  • Son muy seguras, ya que el cristal templado es bastante grueso y resistente, por lo que es muy improbable su rotura.
  • Son muy resistentes no solo a los impactos sino también a los cambios de temperatura.
  • Son muy versátiles y elegantes. Su versatilidad se observa en que se ajustan a todas las tendencias decorativas actuales.

Mamparas acrílicas.

También existen las mamparas acrílicas, cuyo material más empleado es el metacrilato (un tipo de plástico bastante resistente y traslúcido). Este tipo de mamparas son las más ligeras y económicas. Algunas de sus ventajas son:

  • El precio de estas mamparas es mucho más competitivo, siendo más económicas que las anteriores.
  • El material de estas mamparas es aceptablemente resistente y estable.
  • Los residuos generados por el contacto del agua y jabón con la mampara se camuflan mejor. Aunque su limpieza es más complicada con respecto a las de vidrio templado.

También es importante conocer las desventajas:

  • Su vida útil es mucho más corta.
  • Aunque sea más sencillo de disimular, estas mamparas acumulan más suciedad que las de vidrio.
  • Con el uso de productos de limpieza se pueden deteriorar notablemente, incluso llegando a volverse opacas.

Conclusión.

Las mamparas de vidrio cuentan con una mejor calidad y bastante más durabilidad, por lo que su mayor coste está justificado. También son estéticamente son mucho más elegantes que las acrílicas y también son muy recomendadas para baños pequeños ya que aportan una visión de mayor amplitud y con mucha más luminosidad.

Artículos relacionados

Menú