¿Duchas empotradas o vistas? Ventajas e inconvenientes

Publicado en4 Días hace por

Si ha llegado el momento de reformar tu baño y has buscado tendencias e inspiración, habrás notado que las duchas empotradas son un valor al alza. Muchos hogares están apostando por "esconder" parte de los elementos de la ducha o de la grifería dentro de la pared, frente a la opción más clásica de tener todo a vista. Como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, en este post haremos una comparativa entre duchas empotradas y columnas atendiendo a criterios: estéticos, prácticos y económicos.

Duchas empotradas o vistas a nivel estético:

Todo lo nuevo tiene su momento de alza. Las ducha empotradas son tendencia y eso las pone en cabeza dentro de los proyectos de interioristas y empresas de reformas. Su minimalismo estiliza y simplifica, creando espacios amplios y elegantes. Sin embargo, a pesar de su actualidad, la columnas de ducha no han dejado tampoco de evolucionar por su lado. Diseños más atractivos, cromados, formas, etc. hoy en día las columnas vistas pueden incluso tener un papel protagonista dentro de la decoración del baño. Va a depender de gustos, de la configuración del baño y de los siguientes dos puntos a comparar.

Duchas empotradas o vistas a nivel práctico:

Pasamos de un plano subjetivo a realidades, cada opción implica ventajas e inconvenientes muy claros. Por un lado, las duchas empotradas implican necesariamente hacer obra, ya que parte de sus elementos están dentro de la pared. Esto supone tiempo de espera y de incomodidad al no poder usar la ducha (aunque si la obra sólo consiste en empotrar la ducha, lo cierto es que no supondrá más de 1 día o 2 en casos puntuales). Si embargo su mantenimiento es mucho más rápido y sencillo en el día a día, ya que en resumidas cuentas, hay menos ducha que limpiar.

Las columnas vistas de toda la vida no requieren obra, tan sólo una simple instalación, pero sí requieren una limpieza y un mantenimiento más frecuente y detallado. Ahora bien, en caso de avería, no tener que abrir la pared es un factor importante a tener en cuenta y quizás su mayor ventaja a nivel práctico frente a las duchas empotradas.

Duchas empotradas o vistas a nivel económico:

A nivel económico la gran diferencia es la necesidad de realizar obra en el caso de las duchas empotradas, lo que incrementa los costes de albañilería. Además, si hay una avería seria, o quieres cambiar de ducha, es necesario volver a abrir y cerrar la pared, lo que significa más dinero. En este sentido la comparación no ofrece duda. Sí es cierto que las columnas de ducha vistas sufren un mayor desgaste y la limpieza es más frecuente, pero siguen siendo más económicas que las empotradas en el corto, medio y largo plazo.

Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

917 76 76 16

Menú